Jueves 27 de Julio de 2017

Ingresar | Registro Socios

CAMARA DE ESTACIONES DE COMBUSTIBLES Y ANEXOS DE ENTRE RÍOS

Ultimas Novedades

Viernes 18 de Noviembre de 2016

Opiniones polèmicas

Opinión: “El precio del GNC jamás puede equiparse al de las naftas”
“Decir que el precio del GNC debe equipararse al de la nafta es declararle la muerte” advierte Navas

En la edición de ayer de Surtidores.com.ar se reflejó una opinión de Gerardo Rabinovich, actual funcionario político del Ministerio de Energía y Minería, en el sentido que el precio del GNC debe equipararse al de los líquidos.

FUENTE: surtidores.com


Esta apreciación confirma la del ex Secretario de Energía Jorge Lapeña, actual Director de ENARSA, que allá por el mes de Mayo de este año opinó en igual sentido. Tanto Lapeña como Rabinovich son  los máximos referentes del Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi”. Este instituto operó con fuerte oposición a todas las medidas de sector energético del anterior Gobierno y jamás se advirtió, por lo menos públicamente, un desprecio de tal magnitud hacia el GNC.

Decir que el precio del GNC debe equipararse al de la nafta o al de los líquidos es declarar la muerte del GNC.

¿Quién estaría dispuesto a convertir su auto a GNC con estos anuncios? La respuesta es simple: nadie.

El consumo de gas natural para GNC es constante durante todo el año. Consume por igual de Enero a Enero y es menos del 10 por ciento del consumo total.

El GNC es consumido por taxis, remises, utilitarios, particulares, que han lo han adoptado por su precio y su seguridad por más de 30 años. Adicionalmente es mucho menos contaminante que los combustibles líquidos.

Alrededor del crecimiento del GNC se realizaron inversiones millonarias. Basta citar las estaciones de carga de GNC en alrededor de U$D 1.000.000.000 (mil millones de dólares), tomando un promedio de U$D 500.000,00 por estación. Se le agregan las inversiones, también millonarias, que han hecho fabricantes de compresores, cilindros,  productores de equipos (PECs), talleres de montaje, y los propios consumidores al reconvertir su vehículo.

Todas estas millonarias inversiones, que ya están en el país, corren el riesgo de evaporarse como se evaporaron más de 2.000 estaciones de servicio que expendían combustibles líquidos durante la década pasada.

La diferencia central entre el actual Gobierno Nacional y el anterior, es que ahora se puede conversar y los funcionarios reciben los reclamos de los empresarios.

Por lo tanto no debemos dejar pasar por alto opiniones de funcionarios de segundas y terceras líneas que atentan definitivamente contra toda la industria del GNC.

Es hora que todas la cámaras del sector, estaciones de servicio, productores de equipos, fabricantes, importadores, taxis, remises, gestionen audiencias en conjunto o separadas con las más altas autoridades a nivel nacional para que tomen conciencia que no se pueden quemar más de treinta años de continuo desarrollo.

Dr. Luis María Navas

Asesor Legal de AES

Especialista en Derecho Energético

volver..