Jueves 27 de Julio de 2017

Ingresar | Registro Socios

CAMARA DE ESTACIONES DE COMBUSTIBLES Y ANEXOS DE ENTRE RÍOS

Ultimas Novedades

Miércoles 24 de Mayo de 2017

Ley de Comercialización

Estacioneros y trabajadores expresaron en Diputados la urgencia de sancionar un nuevo “marco legal” para la actividad

Ley de Comercialización de Combustibles, control de la venta directa y despacho mayorista, fueron los temas que se trataron en la Reunión de la Comisión de Energía y Combustibles, en la cual, los diputados recibieron a CECHA y otras Cámaras, junto al Sindicato encabezado por Carlos Acuña y dirigentes de los gremios del interior

Por Surtidores


Surtidores.com.ar estuvo presente cubriendo las alternativas de la reunión en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación que contó con la presencia de los integrantes de la Comisión de Energía entre ellos su Presidente, Julio De Vido y los Diputados Adrián San Martín, Pedro Rubén Miranda, Edgardo Depetri, Francisco Torroba, Carlos Roma y Ana Llanos entre otros.

Por parte de CECHA participaron Oscar Díaz, Adolfo Grittini, Marcelo Pirri, Analía Salguero, Federico Ricci, Miguel Ripa y Osvaldo González, que estuvieron acompañados por los representantes de FECAC Gabriel Bornoroni y Gonzalo Roca y por el asesor letrado de CECHA. Dr. Francisco Berdaguer. También estuvieron el Presidente de FEC, Juan Carlos Basílico y el asesor letrado de la entidad Dr. Fabián Tobalo.

Por el sector sindical, intervinieron  el Secretario General de la CGT Unificada Carlos Acuña y Secretario General e FOESGRA y de SOESGYPE, como así también el Secretario General del SOESGPyLA -Santa Fe-, Ismael Marcón junto a numerosos delegados regionales del todo el país.

De Vido fue el encargado de abrir la reunión, pero inmediatamente le dio el pase a Carlos Acuña, quién reflejó una serie de perjuicios que están padeciendo las Estaciones de Servicio entre ellos la venta mayorista y la competencia desleal producida por las propias empresas petroleras, situación que conlleva irremediablemente a la pérdida de puestos de trabajo.

A su vez y en el mismo sentido, Marcon, señaló entre otras cosas la afectación que produce la venta de combustibles  por canales diferentes a las expendedoras.

Por la parte empresarial el orador fue el Secretario de CECHA, Oscar Díaz, quien destacó que el sector de las Estaciones de Servicio, “está constituido en su gran mayoría por pequeñas y medianas empresas, en muchos casos de carácter familiar, que operan las 24 hs del día, los 365 días del año”.

Aclaró que “tal circunstancia hace que sea una fuerte generadora de empleo ya que necesita cuatro veces la cantidad de empleados en comparación con un comercio que opera solo 8 horas diarias”.

Alegó además que “en los últimos trece años el sector de las Estaciones de Servicio ha atravesado un proceso verdaderamente paradójico, por un lado la demanda de combustible se ha incrementado en forma significativa, impulsada por el aumento de la actividad económica y sobre todo por el incremento del parque automotor, pero por  otro lado han desaparecido más de 2.000 establecimientos, y las que quedaron no están pasando precisamente por su mejor momento, a pesar del incremento de las ventas”.

<
>

Concluyó que en términos generales “el origen del problema es que el crecimiento de los costos operativos ha sido muy superior al incremento de los ingresos y el congelamiento del precio de los combustibles durante más de cuatro años llevó que a pesar del aumento de los litros vendidos, el ingreso de las expendedoras permaneciera prácticamente igual en términos reales”.

A su vez, agregó que  los costos operativos “no pararon de crecer y también se generaron nuevos como los relativos al tema ambiental, seguridad y gastos financieros”. Particularmente comunicó que los salarios, cuya incidencia resulta significativa en esta actividad, crecieron en término reales provocando un desequilibrio, cuyo impacto muchas pequeñas empresas no pudieron soportar.

Sin embargo advirtió que “sería muy simplista sostener que los sueldos fueron la causante de la actual situación, porque el costo laboral en el caso de las Estaciones de Servicio no creció por encima de lo que creció el de otras actividades, y a pesar de ello, el impacto fue distinto”.

Opinó el directivo que la diferencia radica en el hecho de que mientras otras actividades tienen la posibilidad de manejar su margen en función de sus costos operativos y las condiciones del mercado, en el caso de las bocas de expendio el margen es manipulado en forma directa o indirecta por las empresas petroleras, dependiendo del sistema de comercialización utilizado.

Como se puede apreciar, cualquiera sea el caso, el estacionero no tiene la posibilidad de trasladar el incremento de sus costos al precio, lo cual en determinadas circunstancias lo puede llevar a un ahogo financiero”, descargó Díaz.

Por otra parte, expuso que otro antecedente que ha incidido negativamente ha sido la posibilidad de que las empresas petroleras operen en forma directa Estaciones de Servicio, generando una suerte de competencia desleal con sus propias estaciones abanderadas.

Algunas además han ido captando clientes a través de ventas directas a costa de las Estaciones de Servicio, utilizando por lo general un sistema de descuento. Todo esto dentro de un marco de falta de regulación de la actividad”, asestó.

Coincidió con los sindicalistas presentes en que “este vacío legal permite que las petroleras impongan en forma unilateral las condiciones contractuales, y en este contexto el margen del operador se convierte en una variable a ser utilizada para lograr una mayor competitividad en el mercado. Aun cuando alguna quisiera otorgar mejores condiciones comerciales a sus operadores, tal decisión implicaría una desventaja competitiva con respecto a otras empresas del sector”.

En ese sentido consideró que “entendemos que la solución pasa por ordenar el mercado a través de una legislación que fije un marco legal a la actividad, generando competencia entre actores de un mismo segmento y capacidad económica”.

“Se deberían fijar condiciones comerciales mínimas y homogéneas para los contratos de abastecimiento y exclusividad. De esta manera, al operar bajo condiciones comerciales similares, las estaciones podrán competir entre si en un marco de igualdad”, subrayó.

Por ello expresó finalmente que “la idea es que las empresas petroleras destinen sus recursos fundamentalmente a la producción y abastecimiento mayorista, dejando a las pequeñas y medianas empresas la comercialización o venta al consumidor directo, cada una compitiendo dentro de su segmento”.

volver..